Softrending - Diseño paginas web y tiendas online en Madrid - Especialistas Wordpress y Prestashop - Mantenimiento web - Diseño responsive - Diseño web profesional - Página web corporativa - Posicionamiento web natural

Mitos y verdades sobre la política de cookies en España
01 feb

Mitos y verdades sobre la política de cookies en España

Durante los últimos años es mucha la información que circula por Internet al respecto de la política de Cookies y cuál debe ser su aplicación en una web.

Como en muchos ámbitos de la vida, hay numerosos aspectos interpretables, por lo que en este artículo vamos a intentar aportar información relevante para que cada cual elabore su propia visión al respecto.

Qué son las cookies

En términos informáticos, una Cookie es un archivo que se almacena en el navegador del usuario, de forma que un sitio web puede consultar información relevante de comportamiento del usuario acerca de su actividad previa así como su actividad durante la navegación.

Es decir, gracias a las Cookies, sabemos cómo a entrado un usuario a nuestro sitio, cuánto tiempo ha navegado, qué páginas ha visitado, etc.

Esta recopilación de información resulta de utilidad para las estrategias de marketing, para ofrecer contenido dinámico en función de los intereses y preferencias de los usuarios, validar a usuarios registrados, etc.

Tipos de cookies

A modo orientativo vamos a clasificarlas por tipos, aunque algunas cookies podrían formas parte de varias categorías.

Tipos de cookies según la entidad que las gestione

Son aquéllas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Son aquéllas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, sino por otra entidad que trata los datos obtenidos través de las cookies.

Tipos de cookies según el tiempo que permanecen activadas

Son un tipo de cookies diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web.

Se suelen emplear para almacenar información que solo interesa conservar para la prestación del servicio solicitado por el usuario en una sola ocasión (p.e. una lista de productos adquiridos).

Son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por el responsable de la cookie, y que puede ir de unos minutos a varios años.

Tipos de cookies según su finalidad

Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

Son aquéllas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado en base a criterios como el contenido editado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios.

Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Política de cookies en los navegadores

Qué dice la ley sobre las cookies

A modo de resumen podríamos señalar que el artículo 22 de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de Información de España) dice:

Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

En consecuencia, la instalación de la cookie podrá tener lugar cuando el usuario disponga de la información preceptiva sobre las cookies y la forma de obtención del consentimiento y el mismo se preste de acuerdo con los procedimientos indicados.

En este sentido, la instalación de las cookies debería ir acompañada por un consentimiento informado de los usuarios para tal instalación, de forma que los destinatarios tengan la oportunidad de examinar la información y decidir si permiten o no la implantación de estos dispositivos.

Cómo cumplir con la ley de cookies

A modo de resumen, los prestadores de servicios de Internet que utilicen cookies en sus sitios web tienen dos tareas:

  1. Deber de informar
  2. Obtener el consentimiento del usuario

Hasta ahí vamos bien. Entrando un poco más en materia vamos a ver cómo se debe informar y cómo se debe obtener el consentimiento del usuario en función de lo especificado por la AGPD (Agencia Española de Protección de Datos).

Deber de informar

La información sobre las cookies debe ser suficientemente completa para permitir a los usuarios entender la finalidad para las que se instalaron y conocer los usos que se les darán.

En el caso de que un usuario preste su consentimiento para el uso de cookies, la información sobre cómo revocar el consentimiento y eliminar las cookies deberá de estar a su disposición de forma accesible y permanente.

De cara a cómo debe mostrarse esa información, el Grupo de Trabajo del artículo 29 ha establecido en su Dictamen 15/2011, que la información debe ser clara, con lenguaje de nivel técnico medio sin recargar la información con detalles innecesarios. Además que dicha información encaje con la información que se ofrezca en el contenido de la web así como potenciar los aspectos de accesibilidad y visibilidad.

Obtención del consentimiento

El consentimiento podrá obtenerse mediante fórmulas expresas, como haciendo clic en un apartado que indique “consiento”, “acepto”, u otros términos similares. También podrá obtenerse infiriéndolo de una determinada acción realizada por el usuario, como navegar por el sitio.

En todo caso la mera inactividad del usuario no implica la prestación del consentimiento por sí misma.

Interpretando la ley de cookies

La teoría está más o menos clara. Si necesitas más información puedes consultar la guía oficial de la política de cookies en España. Pero ahora bien, ¿cómo lo aplicamos la ley de cookies a nuestro sitio web?

El primer requisito no parece muy difícil, el navegante de Internet medio habrá visto miles de avisos de este tipo hasta la fecha. Tendrás que saber si además de utilizar cookies propias (por ejemplo las utilizadas por WordPress), utilizas cookies de terceros como las de Google Analytics, etc.

Política de cookies de Google

Pero la parte divertida empieza en el segundo requisito, el consentimiento del usuario. Dentro de lo que expone la ley, la cual se puede interpretar al gusto del consumidor, el usuario claramente da su consentimiento si pulsa un botón de “Acepto” o “Estoy de acuerdo”. Por el contrario el usuario no da su consentimiento si hace clic en un botón que diga “No estoy de acuerdo” o permanece inactivo en el sitio web.

Una cuestión interesante es la interpretación de la navegación del usuario. Se supone que si un usuario navega por un sitio web que muestra claramente un aviso de cookies, está dando su consentimiento de forma implícita. Pero, ¿qué es navegar? Según la RAE, desplazarse por el agua en una embarcación, y además desplazarse a través de una red o de un sistema informático. ¿Y qué es desplazarse? ¿Cuánto hay que desplazarse para considerarse navegación? ¿Consideramos que si el usuario ha movido el ratón por nuestro sitio durante X segundos ya está navegando?

Nos encontramos aquí uno de los agujeros que tiene la ley, ya que en los textos oficiales que podemos encontrar, no se concreta cómo debemos ponerlo en práctica.

Otro punto a considerar es, ¿qué ley de cookies debo aplicar? Entendemos que si alojas tu web en España, deberás aplicar la ley vigente española. Pero, ¿qué ocurre si tu web está alojada en el extranjero? Numerosas empresas que ofrecen Hosting barato, normalmente tienen sus servidores en EEUU, Alemania, Francia o UK. Entendemos que se debería aplicar la legislación europea o la apropiada para dicho país.

Si alojas la web en un país donde no está legislado este aspecto, como mucho podrían bloquear tu sitio web, si consideran que no cumple con los requisitos legales, pero no se podrían aplicar sanciones.

Política europea de cookies

¿Y cómo hago esto en mi sitio web?

Para cumplir de forma estricta con lo que dice la ley de cookies, habría que realizar una verdadera obra de ingeniería. Estos serían los posibles pasos a seguir:

1. Averiguar todas y cada una de las cookies que utiliza nuestro sitio
2. Desactivarlas para que no se carguen hasta que el usuario dé su consentimiento
3. Mostrar un aviso adecuado con enlace a la política de cookies del sitio
4. Detectar la intención de usuario
4.1. Detectar el clic del usuario en “Acepto” o si cerró el aviso
4.2. Detectar la navegación mediante el uso de un periférico como el ratón o teclado.
4.3. Verificar si el usuario hizo clic en “No estoy de acuerdo”
5. Si el usuario aceptó, cargar todas las cookies

Qué opciones tengo

  • Paso de todo. Algunos sitios no cumplen la normativa y no les pasa nada.
  • Pongo un aviso con una frase que parezca profesional y al menos cuido las apariencias.
  • Establezco aviso de cookies y enlazo a mis avisos legales donde informo detalladamente de las consecuencias de navegar en mi sitio. Parecerá que al pulsar “Aceptar” es cuando se cargan las cookies en el sitio
  • Tiro la casa por la ventana. Destino gran parte del presupuesto para hacer de mi web, una referencia a nivel nacional en cuanto al cumplimiento de la ley se refiere.
  • Alojo la web en un pais sin legislación
  • Abandono la web

Dicho esto, que cada cual tome sus propias conclusiones acerca de cómo cumplir con la política de cookies según la legislación vigente.

Desde Softrending recomendamos ajustarse lo máximo posible a la ley, ya que de esta forma, habrá escasas posibilidades de meternos en problemas.

Si necesitas una solución profesional a medida para adaptar al máximo la normativa a tu Diseño web, contacta con nosotros y te ofreceremos un Presupuesto web a medida.

Deja un comentario